martes, 6 de mayo de 2014

Una de matarileros de pro.

Gacy (2003).

Un amiguete, un vecinillo, un sacamantecas.

Estamos con una historia verídica, un asesino de esos en serie que se cargó unos 30 chavalicos y al final pues le dieron chicharrón...

Respecto a la peli, pues una mierda, y encima es aburridita. El materileador este es retratado como un cenutrio balbuceante que no sabe casi hacer la O con un canuto y el Gacy real distaba mucho de ser eso, era un sociopata la mar de astuto. Si uno intenta ver una peli de payaso asesino y muchas vísceras de eso poco o nada. El muy cenutrio casi los mata por accidente y deja por medio los cadáveres sin que nadie de su familia se entere, y encima toda la santa peli se la pasan hablando del mal olor que apesta por tener los cadáveres enterrados en el jardín, un rollo de nunca acabar.

Ni a los que les interese la figura del carnicero este, ni los que quieran sustos, ni los que quieran gore, van a quedarse a gusto, los que quieran echarse una siesta quizás si. Las actuaciones son malas, las cosas se cuenta se unen con alfileres al ritmo de un limaco reumático y el montaje es una juerga, haciendo que la cosa parezca casi un chiste. Total, un ejemplo de libro de guión malo, pobretonería, actores funestos y un director que parece estar catatónico, por eso está aquí, para vuestro deleite.

Escena horriblemente larga y recurrente, gordos ridis tomando copichuelas.

También se le ve zampando asazmente.

Y cuando aparece el payaso sesino, las víctimas se le mueren solas.


No hay comentarios: