viernes, 16 de mayo de 2014

Bilbowood.

Entre las laderas de Archanda las noches de luna llena se puede contemplar...




Que se mueran de envidia los de Bollywood, aquí en 100 años hemos rodado montones de flims y entre ellos la comedieta cutrefilm de hoy:

 Pagafantas.

El Pagafantas es además de ser una peli donde desfila mi pueblico, un homenaje a toda esa casta de cenutrios que siempre nos acercabamos a las mujeres con el taimado plan de vamos a hacernos amigos, vamos a no incordiar, que la chica lo merece y despacico ya caerá en nuestras redes. Y como mucho, los años bisiestos conseguiamos hacer el koala.

Todo esto en un Bilbao en una época donde decían que acabar con una de Bilbao en la cama no era pecado, mas bien milagro, y el que lo conseguía debía subir ipso facto a los altares. Pero no era cierto, junto a la tribu de Pagafantas pululaba y lo se por experiencias personales y observadas, personajes como el compositor minimalista andorrano, el giputzi que tenía un ford fiesta rojo, el irlandés borrachín, el Doctor Mofeto, el mormón de 1,80 con cara de boniato de Wisconsin, el amigote de toda la vida que te juraba que no te iba a pisar la niña, el tontodelhaba negurítico y toda una execrable bola de pinches mamelucos que se enrollaban con la pagafanteada por la que llevabas trabajando años con soltar un par de paridas y poner cara de malotes. Y así las trataban, y cuando volvían a tu lado hechas polvo porque las habián dejado como a la caca habia que consolarlas las penas antes de que volviera a aparecer otro boludo a engatusarlas a base de sinsorgadas.

Todavía era peor el noviazgo pagafantero, que tras un montón de meses de novietes formales en los que apenas habías tirado un mini mordisco a la oreja, tu novia te soltaba que necesitaba un poco de espacio y al cabo de 3 semanas te enterabas que se había casado con un arquitecto, o había salido del armario con una con cara de gorila y modales de arrantzale de Bermeo, o se había mudado a Barcelona y vivía con un compositor de ripios mas que horrísonos.

Y es que éramos unos cenutrios y por desgracia seguimos siéndolo...

La peli en si no es que sea horrible, es una comedia que te hace echar unas risillas los primeros veinte minutos y luego te vas deprimiendo cuando te empiezas a ver retratado con pelos y señales en pantalla. Groarrr... Bueno, la historia, ya bosquejada, va del típico que se encapricha de la niña mona, pero el cebollín este tiene menos peligro sesuarl para ella que una tortuga reumática. Ella de mientras ya ha conseguido su nuevo osito de peluche con cara de bilbaino. Y luego la cosa irá a peor.

Véase glorioso ejemplo de parálisis pagafantera.

Bilbao la nuit en uno de esos miércoles que son los nuevos viernes.

Ya la teneis preciosamente ripeada en emule en: Pagafantas  - Cutrefilms 1353-2.mkv

Continuaremos con mas pelis de Bilbowood...

2 comentarios:

pagb666 dijo...

Comedia... la primera media hora. Luego es un biopic la siguiente media hora, y la última media hora exagera tanto la situación que no tiene gracia ni nada.

Yulifero dijo...

Pero se deja ver amigo Pagbito :)