miércoles, 4 de junio de 2014

Ulli y los tabúes.

Diary of a cannibal.

Por una vez vamos a intentar comprender las motivaciones de este director alemán. Me he encontrado una entrevista en la red donde Ulli afirma que intenta ser la voz de los desterrados de la sociedad, y que sin justificar sus actos quiere ser algo como su abogado, el que les de un alma y el que explique la sicología de sus acciones. Bueno....

Sigue comentando que cree firmemente que el arte nos alivia y nos cura, y que cambia la forma en que la gente vive la vida, hasta la forma en que un asesino en serie potencial vive su vida...

Bueno eso es lo que dice el. Y nos vamos a la peli en si, en ella se nos cuenta que el canibalismo es el tabú  máximo, oculto en el misterio, la incomprensión y el terror, y nos va a contar una versión de unos hechos reales y bla, bla, bla...

Veamos otros tabues, como por ejemplo el meter a la gente aire comprimido por el ojete. No es coña, ha ocurrido alguna vez y desde luego el que lo ha sufrido no se ha quedado muy sano y contento que se diga. Podría ser la siguiente película de Ulli, un hombre con su manguera de aire comprimido, dando vueltas por un garaje, sin diálogos, personajes mirando al tendido con cara de besugo mientras van bailando horrorosos efectos digitales, zooms y trompeteos nauseabundos. Luego vemos unas nalgas en pompa a ritmo de música clásica y al futuro soplador pasando la escoba, echándose un cigarrito, paseando de aquí para allá, y vuelta a empezar. La sicología del hombre y su manguera...

Pues algo así en lo que nos trae Ulli sobre el canibalismo, una niña está grave en el hospital y dos detectives la interrogan sobre su historia. Resulta que conoció a un chico por internet y tras un breve idilio este le pidió que se lo comiera por amor, la típica historia de chica conoce chico y chica se come al chico. Después del festín, la juzgan y la mandan a la carcel donde casi la matan a zurriagazos y por eso acaba en el hospital. Por cierto, si ya está en el trullo penando su delito... ¿que narices intentan resolver los detectives? Coherencia narrativa Lommelesca imagino. El caso es que uno no encuentra nada que pueda hacer toda esta narrativa interesante (suspense, desarollo de personajes, momentos culminantes, emociones, significados ocultos...), solo hay mierda encima de mas mierda. 

Un último aviso, si alguna vez le dices a tu chica o a tu chico "si me amas, comemé...", procura ser muy, muy, muy específico de como y donde, no sea que te lo entiendan literalemente.

Y ya hemos hablado demasiado, van algunas imagenes coloristas:


Que no falten postes eléctricos.

Unos planitos de degollamiento de ovejos para alegrar.

 Rayas digitales para molestar un poquito.

Amor romántico con patos intercalados.

Y mareos surtidos.

Y mil y un paridas mas en esta versión emulizada en: Diary of a Cannibal - audio esp. eng. - Cutrefilms 1367.mkv