sábado, 21 de junio de 2014

Ligeia o el amor de un Brigadier.

The tomb of Ligeia (1964).

El rey de "compra lo barato" Rogelio Cormánez de vez en cuando se permitía una licencia y dirigía alguna peli, y en vez de lanzar boniatos gigantes ridiculosos se marcaba unas pelis inspiradas por Poe que eran la mother of the sheep. Hoy vamos con la menos celebrada de todas ellas, pero que tiene una fotografía y unas localizaciones excelentes y un cuadrito de actores encabezado por Vincent Price de lo mas suculento y epatante. Una cormanada que se puede disfrutar, si señores.

La sin hoxis dice: Verdon Fell tiene sentimientos encontrados acerca de la muerte de su amada esposa Ligeia. Esta acongojado por su muerte pero también siente una sensación de miedo, debido a las últimas palabras de su esposa, en las que le asegura que la muerte no los iba a separar y que siempre iba a ser su esposa. Solo en la abadia perteneciente a Ligeia y con un problema a la vista que lo obliga a utilizar gafas oscuras pasan los días, hasta que conoce Rowena, una joven testaruda que luego de haber sufrido un accidente es auxiliada por Fell. Al poco tiempo terminan contrayendo nupcias y luego de la luna de miel regresan a vivir en la abadia. Sin embargo, pareciera ser que el espíritu de Ligeia sigue habitando en aquel lugar, y se esta encargando de atormentar a Rowena.

 Y para mas diversión hay un gato plastoso.



 No es serio este cementerio... dua, dua.