jueves, 5 de junio de 2014

Otra inocente víctima del asesino de Green River...

El que vea la horrorosa versión de Ulli, ¡yuju!

Green river killer.

Esteeeee.... voy a ir un poco mas ligerito de lo habitual porque tengo un barril lleno de lommeladas y parece que no voy a acabar nunca, esto es peor que "The howling", las mierdomarionetas y comer caca de burro de postre, todo bien juntico.

Vayamos con la historia, esto va de un asesino en serie, que existió en realidad y que se cargó entre 48 y ni se sabe cuantas mas prostitutas y mujeres, luego las tiraba por ahi en un rio o en un vertedero y tuvo en jaque a la policía una montonera de años. Ulli dice por ahí que se documentó extensivamente en la historia del asesino pero que luego se le olvidó mucho (por no decir todo), es el problema de pillar melopeas cuando eres un director de cine esquizofrénico. De todas formas no hay gran problema, de lo que te olvidas te lo inventas en medio de otra melopea sicótica y listo.

En la película existe un amigo imaginario del asesino que se llama Boris, pues nada de eso. En la película se muestra que recogía zorronas rubiales en los bares, tampoco, las recogía en carreteras y eran de toda raza y color. En la peli se nos muestra un marido que se queda dormido en el catre y no hace ni fruto caso a su mujer, como currela se nos enseña que fostió a varios compañeros de trabajo  y se nos muestra que llevaba a sus víctimas a una caravana donde se las cargaba. Pues el caso es que era un adicto al sexo y se tiraba a su mujer hasta varias veces al día, era un perfecto compañero de trabajo, cumplidor y serio y nunca tuvo ninguna caravana. Lo mas real son las imágenes de archivo donde Gary Ridgeway confesaba sus crímenes, pero hasta ahí le doblan y se pone a decir las tonterías que se le ocurren a Ulli. 

Ya sentado que el argumento es una mierda, lo demás es puro Ulli Lommel, aunque en esta ocasión se tira mas hacia el porno suavecito y no trompetea ni desbarra tanto, pero aún asi es defecación pura, ni espanta, ni impresiona, ni excita, simplemente aburre y aturulla. Los actores están como para caparlos, vestirlos de cuero negro y luego dejarlos en una habitación a solas con el verdadero Gary. Y así todo, en fin, otra mas...

The best of the bullshit:



 Unos cuantos planos Ullilescos de lo mas artístico y mareante y...

El interrogatorio policial: - " ¿Es usted el asesino, Gary?"
- "Pues mire yo tenía una ovejita Lucera..."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿De verdad, esta viendo las peliculas de Ulli Lommel?, joder que pena siento por usted, eso es puro masoquismo, espero que la experiencia no lo traume demasiado.

Yulifero Marmol dijo...

Tenga en cuenta caballero que otras muchas pelis horrorosas ya han curtido mis corneas, ahora son como el cuero de un elefante.