lunes, 3 de marzo de 2014

Alegres y solidarias martxas en Bilbao.

Como había no se que reunión o cumbre económica en Bilbao y al parecer cualquier iniciativa de mejorar la situación es contraproducente las alegres y solidarias columnas de radicales han decidido hacer martxas solidarias y justicieras en la Gran Vía. De paso ha arrasado contra toda tienda, bar y banco que había en su camino. 

La verdad es que acojonaba un poco, yo solo he visto de estas por las noticias que suelen pasar de Barcelona y me sorprendía de la garrulez de los tuercebotas "solidarios". Uno estaba solo acostumbrado a la festiva y sinsorga kale borroka. Pero de nuevo en todas partes cuecen habas. 

Asomaba yo desde la calle Markes del Puerto y veía una humareda de tres pares de cojones, total que pasito a pasito me he asomado a la Gran Vía y por supuesto estaban reventados todos los escaparates y quedaban en el suelo pedruscos de esos de 2 o 3 kilos (de esos que se llevan inocentemente en el bolsillo para cambiar la piedra del mechero por si hace falta). 

Asomando las narices a la Plaza de Moyúa se veía una manifa de unas 400 personas con muchas banderitas del sindikato LAB a la altura de la Subdelegación de Gobierno a la que estaban arreando pedradas y botellazos a la fachada, mientras unos encapuchados levemente retrasados se hacían cargo de las cristaleras del Barclays Bank a coces y mostraban su enérgica repulsa a la incineración de basuras prendiendo fuego a cuanto contenedor había a tiro y arrasando las jardineras de paso. Eso si, las reclamaciones solidarias justifican de sobra su ira popular.

Véase a los soliviantados y mascachapas marchando marcialmente por la Gran Vía de Bilbao, en reclamación del nuevo orden mundial.

Vaya, se ve que me he liado, lo de de la juerga de hoy es esto:


¡Por un mundo mejor!  ¡Biba!

No hay comentarios: