jueves, 24 de marzo de 2011

Noches en el Tropicana, ¡vaya trompa musico - gourmetera!

Allá en Cuba, en el Anno Domini de 1939, y al calor de los dólares que los ricachones, mafiosos y otros acaudalados gringos (y de paso la muy festivalera élite cubana) que usaban la isla caribeña como un gigantesco puticlub se inaugura el Cabaret Tropicana. Usan, a diferencia de otros antros cabareteros, una superficie abierta y al aire libre, rodeada de bosque, para que el fresquito suavizará el calor que tanta mulata con kilometros de piel al descubierto provocaba en la concurrencia.

No todo es música en el Tropicana, lo mismo hay números circenses que comediantes, pero el público sabía que eso era puro entremés, en cuanto aparece la primera pierna asomando por la entrada derecha del escenario, ya saben todos que la temperatura va a subir y la orquesta ataca una guaracha que hace temblar de emoción a los congregados. Aquí empieza lo serio. Bien sabían los promotores de este Cabaret que el ron y la pierna se pueden conseguir en cualquier rincón de Cuba, así que lo ambientaban con los mejores artistas y rumberos latinos del orbe, que desfilaban uno tras otro como los tanques en una marcha militar.
El gran Josú ha reconstruido el perfecto espectáculo en el Tropicana, una noche arropada con lo mejor de la musica fresca, sabrosona, rítmica, embriagadora y piernuda. Unos ritmos latinos con sabor, azucar, calor, son, humo de vegueros y mucho ron.


La cubierta del maravilloso cd doble, nos recuerda que la juerga empezaba con la puesta de sol y duraba, lo que tenia que durar. A la mayoria le parecía que era eterno, porque creían haber entrado al paraiso.

Y aquí el menú musical:



Y sin mas rollos, en la emula su Tropicana Show - Música para gourmets 027.

No hay comentarios: