domingo, 27 de marzo de 2011

Diana se nos va al infierno.

Este el el mismo anunciete que aparecía hace dos entradas, pero es que la cosa merecía la entera traducción del texto. Y vamos con el anuncio.


Aquí tenemos de vuelta a Diane que se está pegando la juerga padre. No solo baila, encima está cerca de un  calvo y para mas inri se depila las axilas. Por eso la abuelita del primer plano nos la señala, concretando que la que se va al infierno es esta, que risa tía Felisa.


Bueno y aquí tenemos a su tío Lloyd que nos cuenta:

Esta es mi sobrina Diana, la que se va a ir al infierno.

Diana es una chica muy guapa. Yo la quiero como si fuera mi hija. Pero me rompe el corazón el saber que se va a tirar la eternidad en el infierno. No habra una segunda oportunidad, su destino es ser una secuaza de Satanas. ¿Y por qué?


Porque baila.


Podría hacer cualquier otra cosa. Cantar. Orar. Ganchillo. Cocinar para los necesitados. El reverendo Jerry Falwell dice que el baile conduce a las relaciones prematrimoniales, el alcohol, fumar, votar a políticos que defienden el aborto y conducir coches fabricados en el extranjero. Y yo siempre le creo al reverendo Falwell.

He intentado hablar con Diana. Le he pedido que rece conmigo. He hecho hasta el esfuerzo de llevarla a la iglesia. Pero ella prefiere bailar. No creo que pueda salvar su alma pero de lo que si estoy seguro es de que conoces a alguien que baila y que puede ser salvado. Tenemos un panfleto para señalarte los síntomas que permiten descubrir a alguien que baila. Escríbenos hoy. Hay muchas Dianas en el mundo que necesitan nuestra oración.


Escríbenos hoy para que recibas el panfleto gratuito "Puedes ir bailando al Infierno si quieres". Con la ayuda de Nuestro Señor y Salvador y el reverendo Fallwell, podremos parar estás pecaminosas conductas antes de que Dios nos mande otra plaga de pilotos suicidas musulmanes.

Posdata: A la derecha concluye... Manda pasta que nos hace mucha falta. Jerry Falwell.
 

1 comentario:

Langas dijo...

Ya le había dedicado un tiempo a traducirlo cuando lo publicaste por primera vez, y ya sentí esa snesación agridulce, mezcla de indignación ("¿Pero cómo puede haber gente así?") y alivio ("Menos mal que no soy así"). Sé que no debería decir estas cosas, pero un tipo como el reverendo Falwell está mejor muerto. Aunque Fred Phelps es aún peor.