martes, 9 de julio de 2013

Barbaridades barbarientas.

The sword and the sorcerer.

Aquí llevaba el título de Cromwell, lo cual es bastante curioso ya que es el malo de la peli. Un malvado que mata a un rey bueno y persigue a sus hijos. La princesa Alana, heredera del rey depuesto, recuperará su reino gracias a que contrata a Talón, un fiero guerrero que prefiere cobrar chicha princesil a tela marinera.

Dirigido este troncho por el currutaco de Albert Pyun (el rey de las películas de acción donde la acción aburre a las ovejas). Nadie como el consigue alargar y enfollonar las peleas hasta el punto de que es mas divertido mirar como crece la hierba, nadie como el consigue enrevesar unos guiones ya de por si patéticos, hasta volver majara a cualquier inocente peatón que intente seguirlos. Un verdadero artista. Y eso que hablamos de la que quizás es su mejor película. Y es que la peli tiene mucho ritmo, no un ritmo percusivo artístico como el de una banda de jazz, algo mas bien como 40 monos borrachos tocando el bongo, pero ritmo es.

En fin un cutrerio feroz, pero que además de las consabidas titis ligeritas de ropa, y los musculosos heroifantes, tiene algo por la que siempre la recordareis, la maravillosa espada lanza misiles. Solo con decirlo se me hace la boca agüita.

Estas cosas no me las invento, so incredulos.

Y sin mas dilación suelto el mokordo ya emulidado como: The sword and the sorcerer - audio esp. eng. - Cutrefilms 974.mkv

No hay comentarios: