jueves, 25 de julio de 2013

Una fantasmada pleplumera.

Maciste e la regina di Samar.

Aquí conocida como "Maciste contra los fantasmas", en Francia, "Maciste contra los hombres de Pedro", en Usa es "Hércules contra los selenitos", y en Albania como "El hijo de Hércules visita Torremolinos".

Y como ya tengo una descripción perfecta hecha por mi amigo el abuelito, citare:

"Peplum fantástico puro, con una partida de seres extraterrestres afincados en las cercanías de un reino imaginario al que exigen sacrificios humanos en tributo, con la complicidad de la perversa soberana de turno.

Un par de romances, alguna traición, muchos bíceps, tríceps y cuadríceps, una hermana rubia buena y otra morena mala, mamporros y piruetas a granel, un ogro peludo con colmillos, hombres forzudos, damas turgentes, torturas, trampas y subterráneos. Como para quejarse de semejante menú.

Y encima nos enteramos de que los extraterrestres vienen de la Luna, y que si quieren tanta sangre de doncella es para resucitar a su Reina Selena, que está como muerta en una urna hasta que se produzca no sé qué gaitas de conjunción cósmico-astral. Menos mal que Maciste ha de impedirlo a palo limpio, por muchos hombres de roca viviente que se le pongan por medio. Un delirio de los que tanto gustan en este Desván, al que sólo le falta un pelín más de soltura y atmósfera para rozar el cielo
".


Una vista de los malvados selenitoides.

1 comentario:

Elric dijo...

Grandes películas que se disfrutaban y disfrutan viendo un forzudo belludo sin que nadie piense que acto seguido vas a caer bajo el influjo del poppers y te vas a meter en un cuarto oscuro.

Maciste, el rey del peplum!