jueves, 15 de marzo de 2012

Nazizombis bandarras y culos surtidos.

Una pequeña introducción al brillante subgénero de los nazi zombis que últimamente parece que resurge. Como siempre voy a recoger las mas mierdosas, las películas buenas chicos teneis que buscarlas en otra parte. En esta ocasión las dos cutrerías a presentar tienen cosas en común, se hicieron finaciadas con tela franchute y la garra de Jesús Franco planea sobre ambas. Temblad pequeñuelos.

Le lac des morts vivants.

Sinopsitis aguda: Tomemos un lago maldito, una unidad del ejercito nazi masacrada por la resistencia y arrojada luego al lago, un pueblín al que llamaremos Ville Despeloteur donde todas las mujeres se quedan en cueros a la menor ocasión (por eso el nombre), un alcalde mas inutil que un pulpo con Parkinson y tenemos la premisa básica de la película. A los actores luego se les dice que hagan el gilipollas y a las actrices que se quiten toda la ropa a la velocidad de la luz y a rodar.

Luego se añade una tropa de siete zombis anfibios que se mueven como si tuvieran un palo metido en el culo, se agita todo bien y se sirve a los coprofagos de turno.

En el ranking de las películas de mierda esta tiene la Cruz de Hierro por su méritos mierderos mas allá del deber. Las tonterías y la cutrez de todos (absolutamente todos) sus elementos es innenarrable. Tanto que no se ni como empezar. La historia básica pues bueno, va de un lago maldito y zombis, algo se podría haber hecho con ello, pero cuando la desarrollan y te vas dando cuenta de que absolutamente todos los personajes son gilipollas y que nada tiene ni pies ni cabeza, pues te han matado.

Los efectos especiales una mierda total, untar con grasa verde a los zombis la cara y las manos, muertes por besitos en el cuello mientras una manguerita debajo de la camisa del atacado chorrea tomate, una explosión ridícula, y entre tanta caca, lo mejor, la columna nazi (robada del metraje de otra película).  La música es exasperante a lo mínimo, entre percusiones absurdas, música de ascensor de manicomio y el pajarito que pia incansablemente toda la peli.

Los errores y horrores que contiene son infinitos, pero señalaré unos cuantos:

- Equipo de rodaje que se ve reflejado en los espejos.
- Extra idiota que se parte la caja en una escena dramática.
- Muerta que cierra los ojos ella solita.
- Pelea extra ridícula de zombis reumaticos de casi tres minutos.
- Equipo de baloncesto femenino que tan pronto son 9, 8, 7 o 6 las componentas.
- Tantos errores de continuidad como arena hay en un desierto.
- Escenas de mirada paralítica a cámara totalmente inexpresivas.
- Culos y tetas vistos desde todos los ángulos, y no es que esto sea malo pero esta peli tiene mas tias en pelotas que el 90% de las películas porno.
- Escenas de apareamiento por refrote interminables.
- Peluquines rechazados en películas turcas.
- Accesorios (como el cartel de prohíbido el baño) realizados en un parvulario de sicóticos.
- La niña mofletuda de doce años que sabe mas que todo el pueblo junto.
- La zombipaternidad responsable.
- Los zombis con el palo metido en el ojete saliendo una vez y otra y otra y otra y otra del fondo del lago piscina.
- La imposible datación del año de la historia, sumando retirada alemana de 1944 con la edad de la ñina (unos 12 añitos como mucho) estaría ambientada en 1956, pero sale una fragoneta del año 73 con la chapa ya roñada, modelitos y peinados de 1980 en adelante, todo asazmente inexplicable (como la película en si).
- Y un larguísimo etcétera.

Unos ejemplitos visuales de las innumerables chorradicas:

 Hola niña, soy tu papa, un zombi nazi acuático verde y destripador.

 - Soy un zombi y me vengo a comer a tu amanta.
 - Ni hablar del peluquín

¿Por donde de las muchas cosas que tengo al aire me puedo pasar este cartelito?

Alegremente os remito a la crítica completa del asunto que se publicará prontamente un Cinecutre.com, firmada por un servidor de ustedes y al archivo en emule con cuadruple audio (español, francés (original), inglés (realizado por angloparlantes con un colocón de cuidado) y en ruso (para que os cosqueis de como ven las pelis dobladas en la Madre Rusia, increible pero cierto)). Ya rulando su: Le lac des morts vivants - audio esp. fr. eng. rus. - Cutrefilms 686.

Y como extra las escenas en pelotas pero con las chicas vestidas, lo divertido del asunto es la banda sonora (que la aporto yo) y que los errores garrafales se ven todavia mas nitidos.

La niña que sigue chapoteando alegremente mientras espera a su zombi.

 Se ve al kilometro que han puesto una tela para disimular las paredes de la piscina.

Y hasta para ser la version pudibunda es un absoluto fracaso, se le ve el felpudo a una, el culete a otra y se transparenta todo. Se ve como los zombis toman aire antes de volver a sumergirse, dos extras cenutrios miran a camara sin disimulo, una verdadera enciclopedia de como no hacer pelis ni las versiones alternativas.

Y la propi : Tomas alternativas de Le lac de morts vivants - Cutrefilms 686 bis.

La tumba de los muertos vivientes.

Si la anterior era un truño, esta es de mear y no echar ni gota. Voy a contarla muy rápidamente porque a estas alturas de la batalla mi cabeza está como una olla a presión. 

Dos niñas a las que han echado de un barrio gitano por malhabladas, van por el desierto en un jeep color rojo pasión de turistas. Debe ser una mañanita muy fresca porque ambas llevan los pezones asazmente puntiagudos. Con acento de pastilleras canis nos cuentan que están hasta el coño del desierto, lo ven muy seco dicen, y se van a pasear a un oasis. 

Se tapaba Maricuela y se dejaba el culo fuera.

En breves momentos son atacadas por unos zombis que surgen de la arena, con gusanos en las narices y que crujen como la puerta de un panteón del siglo XII. Agur nalgas, agur.

Rollo pianola, nos cuentan que un destacamento alemán viajaba por el desierto con oro y llegando a un oasis fueron masacrados por ingleses. El oficial nazi que ordenó el transporte tiene una churri jovencita y quiere recuperar el oro perdido. Nada mas lógico que recurrir al oficial bigotudo jefe del comando ingles que los liquidó para que les ayude. Pero la cosa tiene truco, porque en cuanto el inglés suelta la información el ex oficial alemán le regala un bocata de plomo. Agur bigotes, agur.

Nos vamos a Londrés donde el hijo del oficial bigotudo recibe la noticia de la muerte de papuchi, y al releer sus papeles se entera en modo flashback: Del mismo rollo pianola de antes pero ahora narrado con metraje mangado de alguna peli cutre de alemanes y desiertos, y mezcladas a la Godfrey Ho con tomas actuales del mismo oficial bigotes. El bigotón sale mas jovencito, haciendo el cenutrio entre palmeras, como para convencernos que participa en la escena de lucha. La premisa es chorra a morir, los ingleses persiguen a los alemanes y su cargamento, los ingleses se adelantan y llegan a un oasis, los ingleses se quedan a petición de unos nativos porque si los alemanes no les encuentra allí matarán a todo aborigen con babuchas que haiga. Batalla feroche habemus y solo sobrevive por entonces el recien fallecido oficial bigotón. Lo recogen los nativos mientras deambula por el desierto y se lo llevan.

El mejor actor de la escena.

Después de la batalla toca reposar al bigotón en casa de un Jeque, ya de paso aprovecha para ligarse a la hija del jequecito, todo esto contado muy lentamente. Hay mas escenas de de batallitas mangadas de aquí y allá, pasa una avioneta civil y finalmente entre las mullidas arenas saharescas el bigotón se beneficia a la niña. 

Volviendo al presente, el hijo del bigotón convence a unos compañeros de la Uni para que le acompañen a buscar el oro y preparan las maletas. A estas alturas, el alemán, su novia y dos perdonavidas con cara de un poco mariconcetes han llegado al oasis. El ex oficial alemán debia ser de la ostia, hay que ver lo bien entrenada que tenía a la tropa, en segundos se meriendan a los perdonavidas, a la chica se la comen y queda muerta en el suelo y el consigue escapar con varios mordiscos en la yugular. Agur Lina, agur.

Mas que comérsela, parece que los zombies tenían diarrea y han usado a la chica de orinal.

Llegan los estudiantillos a la zona, van de aquí para alla haciendo el canelo para rellenar metraje, y en un momento sale el ex oficial alemán de una esquina, se pone a pegar alaridos y estira la pata. Los moritos queman el cadáver alli mismo para que no se pegue paseos las noches de luna llena. Con los actores españoles ya debidamente occisos se junta la versión española con la internacional y seguimos las aventuras.

 Escena de romance y baño en rio que da oportunidad de enseñar mas pechugas.

Los estudiantillos hacen mas turismo arenoso y llegan a casa del Jeque que les indica el camino al oasis, y pallá se dirigen. Aunque el oasis donde están no se parece nada al de antes, se encuentran con una chica rubia malherida, otro casi en las últimas y dos cadáveres. La rubia les cuenta lo de los zombis, pero ellos se echan risas, entierran los dos cadáveres y se dicen que no pasará nada porque uno de los estudiantes, morito el y con un sombrerito de gilipollas, va a hacer guardia y es muy machote. La rubia mas relajada con eso se mete en una tienda a echar un casquete con otro de los estudiantes.

¿Zombis a mi? Les corro a gorrazos colegui.

Evidentemente cae la noche, una noche muy rara porque el cielo esta azul de cojones, y los zombis salen a pasear. El primero en caer evidentemente es el morito, y luego la rubia, el apareador de la rubia, el malherido...

Si alguien patenta una crema hidratante para estos chicos, se forra.

Son casi nueve minutos de ataque zombi, alaridos, paseos de zombis colina arriba y colina abajo muy despacito, mas alaridos, primeros planos de mascaras putrefactas embutidas en el palo de una escoba mientras las mueven de izquierda a derecha, mas alaridos, cócteles molotov, y así hasta que ya quedando el hijo del fallecido oficial inglés bigotudo y su novia, al chico se le ocurre pegarles con una antorcha ardiendo. Y los zombis arden como la yesca. Amanece y los zombis que quedan desaparecen como por arte de magia disueltos en el aire. Los dos supervivientes como son gilipollas, teniendo un jeep, agua, un oasis y comida lo que hacen es dejarlo todo y tirarse al desierto. Alli los encuentra el Jeque de paseo con su camello y les convence para que vuelvan al Jeep. Jeque y parejita marchan por el desierto. FIN.
Súmese a lo narrado un ritmo de tan épica aventura comparable al trote de un mamut reumático congelado entre los hielos de Siberia. Una fotografía que pasa de un salto de una saturación de blancos cegadores propia de mi Ariel a la oscuridad mas negra donde ya no hay forma de enterarse de que cojones está pasando. Unos musulmanes vestidos como ewoks. Y la repetición ad nauseam de la la calavera, la esvástica y la araña que nos enseñan cada vez que alguien entra en el puñetero oasis. Y seguiría y seguiria dando mil y un detalles de semejante truño, pero estoy ya derrengado.

Y el perfecto ejemplo de zombi ojopipo marca Vileda.

Así que ya os dejo en la mulita:  La tumba de los muertos vivientes - Cutrefilms 687.

No hay comentarios: