sábado, 14 de enero de 2012

Crocofinishing.

Vamos a terminar con la saga de los cocodrileitors antes de embarcarnos con otros bichos mas o menos creibles o increibles. En fin, buscando por el fondo del barril he encontrado estas cosas:


Crocodile.

De famoso autor de "La matanza de Texas", una película que hara honor a su fama de... No, en realidad no hace honor a su fama, en realidad la destruye y le coloca a la altura de los mejores auteurs de merde del mundo mundial.

La historia va de unos jovenzuelos que van a un laguito por California y se encuentran con un cocodrilete enormáceo que anda buscando sus huevos (los que tienen cascara, yema y clara). Al final es otra peli mas de esas de a ver que adolescente es el siguiente que se come el bicho, sin que en realidad importe un carajo si le toca a uno o a otro, total lo único que van a hacer los adolescentes es pegar carreras, soltar berridos y decir alguna que otra chorradica de cuando en cuando. Eso si hay que ver lo util que resulta el repelente para mosquitos.


Crocodile 2: Death Swamp.

Y nos vamos con una continuación de la anterior y que tienen en común el bicho, la charca cocodrilera, el apetito sauriano y las horribles interpretaciones. Nos cuenta la historia de unos ladronzuelos que secuestran un avión y consiguen que este se estrelle en una charca mexicana, donde el cocodrilo que vive allá se los irá merendando.

Como la mayoría de las pelis que rondan por aquí, poco presupuesto, actores mas inexpresivos que un coprolito del pleistoceno, errores de continuidad, efectos de tres perras gordas, fallos de guión a cada minuto y por supuesto una gran oportunidad para reirse de la película sin parar.


Killer Crocodile 2.

Secuela a la gran mierda de Cocodrilo asesino, en untuosa coproducción italo alemana. Tenemos un montón de escenas de la primera parte y en la parte original consiguen que echemos aquel truño de menos.

Mango una crítica de por ahí que dice: "Que sea tan mala ya tiene mérito, pero que sea de 1990 con semejante nivel es insuperable (año en que salieron, por ejemplo, Desafío Total, Depredador 2, Línea mortal…). Las actuaciones son terribles, y el pobre animalito parece disecado. Además, Miami es tan creíble como si dicen que es Mojácar. “Terror, suspenso y acción” tiene según el número de copas que lleves cuando la veas, y “una historia de amor” se reduce a un beso y un polvete ocasional durante una conveniente pausa en la persecución del cocodrilo. Eso sí, Momentos Z tiene como churros…"

Y para acabar una fastuosa duología tailandesa:


Krai thong. Krai thong 2.

Ridiculas historias de cocodrilos que se comen tailandeses como si fueran conguitos. La 1 viene con subtítulos casi ilegibles en inglés y la segunda en tailandés puro y duro. Eso si para los que no lo sepan, Thomas Tang robó la segunda parte para crear la legendaría "Crocodile fury" con insertos de actores occidentales pegando saltos aquí y allá. El día que consiga un traductor de frances voluntario intentaré crear una versión v.o.s.e. de ese legendario troncho.