viernes, 12 de noviembre de 2010

Dos espantos para un fin de semana.

Primero de todo pasamos un aviso a los nocturnos usuarios de un descampado a fin de que respeten el paisaje ecológico y no sean mas cochinotes que lo estrictamente necesario para el disfrute erótico festivo del picadero campestre.


Queda solicitado, xfa.

Y pasamos a un viejo clásico del blog...


A petición de una usuaria y para facilitar su acceso universal, cuelgo en megaupload, para los des-cargantes directos el horror de los horrores, el espantasuegras mas eficaz jamás ideado, consiga que le odien sus amigos y cuñadas feministas...

Para todos ustedes el doble cd en megaupload con las canciones mas horrorosas jamás escuchadas, en formato mp3 la mar de inaudible (por el contenido claro). Pulsen al ratón sobre este enlace. Y si no rula, aquí mesmo. Y una tercera opción aquí.

Y continuamos con el cutrefilm de la semana:


La banda de los panchitos.

¿Que hay detrás de una película con nombre tan ridi y evocador? Pues la típica película denuncia a la mexicana con punkies y otros malhechores con pintas ridículas, que se queda corta en todo lo que no se queda excesivamente larga.

Cuanta la leyenda que el barrio de Tacubaya en los años de 1980 a 1990 fue algo así como el Bronx de la capital mexicana. Las bandas campaban a sus anchas, la delincuencia era feroz, las reyertas callejeras entre bandas eran épicas mientas la policía acudía al bosque de Chapultepec a dar de comer a las ardillas. Así pasó a llamarse a Tacubaya, la ciudad perdida. Luego las cosas se normalizaron y hoy en día dicho barrio es como cualquier otro de la capital mexicana, en otras palabras la delincuencia es mas o menos igual de tenebrosa que entonces y los demás sitios han empeorado hasta ponerse a su nivel. En todo caso las ardillas siguen siendo alimentadas diligentemente.

Este cutrefilm narra los conciertos, peleas, atracos, reyertas, y todo ese ambientillo feroz, con esa forma tan amateuristicamente mexicana de vamos a que se vea todo a lo bestia para que la gente pique asazmente. Y que chingados, así es mas de la neta de la trompeta. Para que ustedes lo disfruten... No sean panchitos y devórenla con ansias.

 
Bonita postal de Tacubaya, en primer plano el reloj municipal a punto de marcar la 1 de la tarde. ¡Dong!

Enlace a merienda de negros cutre mexicana en emule: La banda de los panchitos - Cutrefilms 477.

2 comentarios:

Victor Olid dijo...

Parece que ustéd y yo estamos sincronizados.
http://aquivaletodo.blogspot.com/2010/11/la-banda-de-los-panchitos.html

Anónimo dijo...

Impresionante testimonio musical. A partir de ahora dispongo de armas para acabar con suegras molestas, gorrones impenitentes y cenutrios varios que asolan el vecindario. Muchcas gracias.