domingo, 6 de mayo de 2007

La bestia de Yucca Flats - The Beast of Yucca Flats

"La bestia de Yucca Flats" o de como si tocas un botón pasan cosas.



Nueva traducción inédita de un hito en la historia cinematográfica mas apestosa. Me refiero a "The Beast of Yucca Flats", insufrible torpedo duodenal, que hará las delicias de los aficionados hispanos al género.

Si bien, en técnica supera a la película que abrió la serie (Manos), solo se puede decir que esa técnica se usa para aburrirnos mortalmente, y de que la gente que parió este engendro dándose cuenta de las gigantescas incoherencias y burradas, todo les diera igual. De otro lado como buena película de serie Z, (no hay escalón mas bajo), las meteduras de pata se suceden aceleradamente, persecuciones en coche donde se hace de noche y de día según se cambia de plano, la artística inutilidad de los mas sanguinarios agentes soviéticos en matar a tiros a un señor de unos 250 kilos y que es como un armario (que además huye a ritmo y forma de Chiquito de la Calzada) a una distancia no mayor a 8 metros. Y la prodigiosa técnica de "cuando hablamos no nos vas a ver la boca", para evitar falta de sincronización entre los labios y el diálogo posteriormente doblado.

Lo mas curioso es que es una película prácticamente muda. No hay casi diálogos, y lo poco que se habla corre en su mayoría a cargo del narrador, el mismo que pergeña la dirección, que nos va contando una historia que se encaja casi a martillazos con las imágenes. A eso se le añade una banda sonora asazmente disonante que nos va diciendo esta escena es de mucho miedo y esta otra es muy violenta, a trompetazo puro.

Es que si hay algo que destaca en este pedazo de celuloide con patas, es la narración, el resto es espantoso, pero la narración es mayestática. Sin venir a cuento, una voz, de tono serio y grave nos suelta sin previo aviso joyas tales como: "Tocas un botón y pasan cosas.", "Una bandera en la luna. ¿Cómo llegó allí?", "Tiempo de vacaciones. Las personas viajan hacia el este, oeste, norte o sur.", "Nada importa a algunas personas. Ni siquiera los platillos volantes.", "45 grados a la sombra y ninguna sombra.", y que está levemente empeñado en que cualquiera que se asome esta "atrapado en los engranajes del progreso".

¿Otras joyas de la corona? Hummmm.... La meseta donde se esconde la bestia, se encuentra en lo alto de unas escarpadas paredes rocosas, para llegar allí han de trepar los sufridos agentes de la ley, bajo el implacable sol durante horas, o tirarse en paracaídas, pero todos los demás personajes alcanzan el mismo lugar a trote cochinero tras una pequeña distancia desde una carretera cercana (niños, padre desorientado, bestia gorda mas torpe que un elefante cojo). La mujer que se ducha con los zapatos puestos. La misma mujer, que es asesinada por la bestia, antes de convertirse en bestia y en un lugar donde nunca pone los pies la bestia.

Imagínense otra escena, un padre pierde dos hijos en el desierto, va en su busca y deja a la esposa con gafas mas horribles jamas vistas en la carretera, al individuo le disparan 30 y pico tiros desde una avión, consigue escapar y regresa con su esposa, a la que deja tirada en la carretera al grito de "querida me han disparado, quedate tu que voy a buscar ayuda" mientras sale a todo meter a bordo de su automovil.

Ah, ¡por Dios! ¿como olvidar la forma sigilosa en que la bestia de 250 kilos, se desliza sigilosamente hasta el asiento trasero del coche? Desde ahí estrangula a la "mujer del bolso" que no se entera de que algo parecido a un hipopótamo obeso se ha colado en el vehiculo.

No hay comentarios: