sábado, 16 de noviembre de 2013

Las pelis de castigo.

Si alguno ha ido a alguna maratón de cine cutre sabrá que cercanos al final y con la esperanza que el fiel público vaya huyendo y despeje la sala con premura se suelen programar lo que se llaman películas de castigo. Cutreces de alto octanaje que uno no se esperaría ni en un festival de cine mierdoso.

Las películas de castigo además de estar horriblemente hechas suelen procurar a sus videntes estados comatosos - filosóficos (¿Dónde han ido estos 80 minutos de mi vida? Suelen preguntarse.) y además aburren e irritan mucho. Esta vez como castigo a mis fieles, voy a procurar películas buenas, de alta puntuación en IMDB y Filmaffinity, con críticas unánimes en el elogio y además coñantes hasta la extenuación. 

Para empezar os voy a presentar un par de ilustres obras del gran director avant garde Philippe Grandrieux de cuya existencia no tenía (felizmente) ni puñetera idea, pero una critica en cinecutre de su última peli que debe consistir en enfocar 80 minutos el muy velludo culo de un actor en medio de un retrete muy oscurito, me ha iluminado. Así que os voy a traer un par de sus artísticas obras anteriores para vuestro deleite. Ánimo chicos que esto es cultura con k mayúscula.

Sombre.

 La vie nouvelle.

Dos películas "artísiticas". Pero hablamos del concepto de arte que impera acutalmente, lease en mierda de artista, que una vez enlatada se vende a ciertos gilipollas por una pastizara.


El equivalente en lata a las pelis que os propongo hoy.

Evidentemente no hay casi diálogos, ni guión, ni fotografía, ni iluminación... ¿para qué? Eso si hay muchos culos y potorros que eso si que provoca, y ruidos, y desenfoques, y aburrimiento mortal. Como de lo que teóricamente se trata es de provocar y hacer chirriar las neuronas, se procuran grandes dolores de cabeza y retina al inerme espectador que suele reaccionar con lo único que tiene en su defensa, salir por patas del cine.

Sombre nos va a contar (por decirlo de alguna manera) la historia de un degollador de putas, que se encuentra con dos hermanas y pasa alguna cosa mas. Como dice el propio título es una película sombria, oscura, pero literalmente, cerca de la mitad de la peli el espectador parece que contempla una merienda de negros en un tunel a las 12 de la noche.

La vie nouvelle otra vez va de una historia con putas, y un cliente de las chicas de pago se va a obsesionar con una de ellas. Otra vez los desenfoques, el bizarrismo y la brutalidad nos van a coñar hasta la extenuación.

Todavía algún crítico se queja de que: "Pero La vie nouvelle no termina de despegar del todo de la Tierra. Todavía quedan restos de diálogos, pocos e irrelevantes; rastros de progresión dramática, atada con un fino hilo argumental y con elementos reconocibles surgidos de la tradición (la del imaginario criminal). Aún hay familiaridad lingüística en este mar de expresión mediante imágenes, montaje y sonidos. Queda la esperanza de que Grandrieux algún día se decida a practicar la revolución absoluta y dinamite los cimientos del cine a los que está, de momento, pegando puñetazos mientras aprieta los dientes, haciéndose sangre y restregándola por los boquetes que va haciendo". 

Es lo que ha debido hacer con la última, la de los 80 minutos del culo peludo.


 ¡¡¡Arte, arte!!!


De postre una de la que casi ni voy a hablar:

El viaje de de Penélope.

Tras la mierda franchute toca refrescarnos con algo avant garde pero hispánico, fresco cual besugo pescado en el mesozoico y divertido cual apuñalamiento cataplinero.

Una revisión de la Odisea de Homero, que si no os provoca un ictus cerebral os... zzzzz....

Y ya dispuesta para todos ustedes en emulable estado en: El viaje de Penelope - Cutrefilms 1061.mkv

5 comentarios:

montagut dijo...

Esto de las pelis de castigo me recuerda a dos que vi en la filmoteca de Valencia, aunque por suerte no llegaron a los extremos de las peliculas que posteas:
La primera es El sueño de la mariposa ( link a filmafinity), pelicula que conforme avanza va perdiendo el sentido hasta llegar a un final incomprensible.
La segunda es Las acacias ( link a filmafinity, pelicula definida como minimalista, y con razon, parece que no suceda nada en toda la pelicula...

MAXI dijo...

no las veo, pero me río con lo que escribís

Victor Olid dijo...

Si señor, las maravillosas pelis de castigo. Y la maravillosa Maratón de Cotxeres donde se proyectan casi en exclusiva... Lo digo porque nosotros inventamos el termino.
La del Merinero cae, pero como hay dios!!!

Yulifero dijo...

Jojo, Victor, yo no he estado en Cotxeres, la unica experiencia que tenia del tema fue con Son of Dracula en la Cutrecon, que la traduje yo y la tuve que aguantar por mi propia osadia en lanzar semejante mierda.

No pretendo hacerme con la autoria intelectual de semejante tortura, os la concedo y reconozco tal como si fueseis los Marqueses de Guillotin. Sereis recordados por la historia por tamaño invento :P

Victor Olid dijo...

Hombre, para una cosa que de verdad inventamos, por mierdosa que sea, si, que se reconozca!