domingo, 11 de septiembre de 2011

Sirimiri cutre latino sin tino.

Una fina colección de cutrepelículas latino-espantosas caerá lenta e inexorablemente sobre los usuarios de este blog....

Pacto diabólico.

Una de esas que cuenta con la maravillosa presencia del clan Carradine en excelsa producción mexicana y además en lujosos colores. En pacto diabólico nos van a contar una historieta muy parecida a la del Dr. Jekyll en la que el científico majara de turno se llama Halback y al que por extrañas razones las autoridades permiten que extraiga fluidos y otras cantinelas de jovenes damas condenadas a muerte. Con los fluidos espera conservarse eternamente joven y con la piel tersa.

Evidentemente, como en todo este tipo de historietas, la cosa irá terriblemente mal y el Dr. Halback se transformará los días pares en un jovenzuelo afeitado y asesino y los impares en un monstruo piloso y asesino. 

Véase al monstruico dedicado a sus labores.

Dando paso al enlace mular de: Pacto diabolico - Cutrefilms 581.

Rumbo a la oscuridad.

Invasión marciana en tronchopeli proveniente de Uruguay, rodada con presupuesto proveniente de la venta de frigorificos a los pingüinos del Polo Sur. Un verdadero descacharre mugroso que si llega a ser rodado en el altiplano de Perú por los excelente directores de ficción que por allá pululan habría quedado un 5% mas convincente.

Nos van a contar la historia de unos alienígenas malvados que cortarán el suministro de la luz durante tres días y abducirán al personal con malas intenciones y gore del mas puro estilo cromañón.

Ejemplo de gore de lo mas pedestre.

Ya caminando por la mula: Rumbo a la oscuridad - Cutrefilms 582.


La dinastía Drácula.

Después de tres siglos de sueño, Drácula, el Barón Orloff (o Van Helsing, ni se sabe), en realidad por la pinta llámemosle el barón von Elvis, regresa después de 300 años con mucha hambre, excitado, y recorre la noche en busqueda de mujeres, hombres o de lo que sea. 

Una especie de remake de la fabulosa "El vampiro", perpetrada por Alfredo Crevenna, nos hará revolcarnos de risa entre las apariciones "terroríficas" de un vampiro von Elvis, que lo mismo come mujeres, hombres, niños o curas. Tendremos montones de minutos de errático vuelo del vampiro de goma; a este le acompañará Canelo o en sus encarnación humana Madama Kostoff, una envarada brujilda de tétrico aspecto que se convierte aleatoriamente en chucho. Tendremos la acendrada obsesión de nuestro vampiro de invertir en el mercado del ladrillo, usando sus colmillos si le llevan la contraria. Todo ello en un batiburrillo en el que se ve que a director y actores prácticamente les importa un pimiento lo que están haciendo, pero que al final resulta bastante entretenido.

Como ya hemos dicho, Vlad von Elvistein.

Y cabalgando en sus rucios emuleros: La dinastía Drácula - Cutrefilms 583.

Crowley.

En realidad creo que esta carátula no pertenece a esta película, pero como no luce fea y es el mismo título pues la pongo. En realidad el Crowley que pongo es el de Ricardo Islas, rodada en Uruguay en 1987 y con una carátula que podría parecerse a esto: 


Y el monstruoso vampiro colonial en la peli tiene esta cara:

El propio director Ricardito, maquillado con Avon cutre.
(Dele la bienvenida)

Sinopsis: En la época de la América colonial, un depravado Lord Inglés es acusado de hechicería y ahorcado. Antes de morir, el hechicero jura venganza contra todos los habitantes del pueblo. Trescientos años más tarde, en una noche de luna llena, una joven pareja hace el amor sobre la hierba, sin saber que a escasos metros, algo está volviendo lentamente de la tumba... 

Para mayor drama, el director que nos narra la historia tiene menos presupuesto que el Ministerio de Hacienda griego para pagar la deuda externa. Así que el director hará de guionista, vampiro, montador, de arbol en las escenas de bosque y de ladrillo en las urbanas. Se nota en el resultado fílmico esta pobreza porque de fotómetro usaron una alpargata vieja y para rodar se decantaron por celuloide en color que estaba caducado en 1948. Os podeis imaginar el resultado visual, eso si, no desentona con la historia y las actuaciones, todo es deleznable.

Y ya en sus mulas el Crowley vampirete mas pobretón jamás rodado:  Crowley - Cutrefilms 584.


Santo en Atacan las brujas.

Y volvemos a nuestro un poco relegado pero siempre celebrado héore enmascarado. La razón es que sus películas son siempre dignas y entretenidas, además de que aprovecho para traer una versión muy mejorada de la que yo mismo puse años atrás a circular por las ramas emulares (y que está numerada como cutrefilm 018), y hay que sumar que las brujas están jamonas a mas no poder.

En esta nueva historia de somantas de madrazos endilgados a malosos, veremos como unas brujas quieren sacrificar a Santo en honor de Satanás. A los caballeros malignos, Santo les repartira las raciones de golpisas que se merecen, y a las malosas, como Santo es un caballero, solo las regañará levemente para luego cremarlas a fuego ígneo.

Enésimo ejemplo de diablo cutre, con un cuerno mirando a Santiago y otro a Teruel.

Saint and a ham girl.
Santo y una chava rebuenota.

Y ya paciendo las mulas en el campo con su enlace a: Santo en Atacan las brujas (dvdrip) - Cutrefilms 018.

Para matar a un asesino.

Y vuelta al "gran" director uruguayo Ricardo Islas, esta vez rodando en gringolandia y con actores mayoritariamente mexicanos, incluido nuestro viejo conocido Hugo Stiglitz. Don Ricardo rodó dos versiones, una en idioma gringoglés y la otra en castellano, nada de doblaje. Evidentemente traigo la rodada en español que es bastante complicadita de conseguir. 

Y tenemos la historia de un dador de matariles profesional, que quiere cambiar de vida y fuye de México a U.S.A., pero que al fracasar estrepitosamente en el rollete de encontrar una chamba tranquila y apacible, pues vuelve a rentarse como asesino, y le cae la curiosa misión de liquidar a otro asesino que ha secuestrado a la hija de un ricacho. Como se puede apreciar, a Ricardiyo Islas le siguen yendo los temas románticos y bucólicos. La producción es sumamente pobretona, pero en comparación con Crowley (por ejemplo) se podría decir que es a todo lujo. 

Los actores parece que se pasan con la cafeína, a veces parece que al cámara se le olvida enfocar y otras que se le ha olvidado el fotómetro encima del piano, las escenas de exteriores están rodadas con algún tipo de película barata que da un grano del tamaño de pelotas de fútbol, los encuadres frecuentemente son harto "originales" (chapuceros diría alguien menos compasivo), la historia es bastante confusa, y todo tiene un aire bastante rustical y agricultural. Confunde, asombra y aturde, pero lo que se dice aburrir poco.

El asesino de asesino, con la cara de asombrado por el precio de los bocatas que no cambia en toda la película.

Un secundario gordo, echándose una siesta.

Y ahora el que se echa siesta es el cámara, y que enfoque Rita.

Y ya danzando en baile emuleiro: Para matar a un asesino - Cutrefilms 585.



Santo contra la hija de Frankenstein.

Sinopsis reciclata:
Freda, una demente científica, hija del Dr. Frankenstein, ha decidido continuar el diabólico trabajo de su locuelo papa. Y va y descubre la fuente de la eterna juventud, pero falta un ingrediente, la sangre de Santo que es rica en una sustancia excepcional y decide echarle el guante a nuestro heroe. Como es habitual Santo se enfrentará al peligro a guantazo limpio.

De nuevo tenemos a Santo contra las fuerzas del mal. En este caso el mad doctor (o profesor chiflado) es la hija del Dr. Frankenstein, tia a su vez del afamado Dr. Fronconstin de Mel Brooks. Freda que asi se llama la tía, es la típica continuadora de la saga de la familia, con monstruo y en este caso un elexir de la juventud que usa para mantener una cohorte de malos, entre los que hay uno con parche en el ojo. Y pues tenemos la típica aventura de Santo, cuya lógica pierde aceite por todos lados, adobada con un look muy setentero, los "madrazos" habituales y extrañamente entretenida y divertida. Como extra tenemos una novia de Santo, que evidentemente sufrira sadicos ataques y torturas por parte de los malosos. 

Frankiciño sale de excursión.

Otra de Santo con montones de rijostios y ondonadas de madrazos, en versión de nuevo muy remejorada de la originalmente publicada en este mismo blog hace ya casi 4 años. 

 Y ya para su placer descargante muleado: Santo contra la hija de Frankenstein - Cutrefilms 019.


357 Magnum.

Y vamos con una pareja que ha dado grandes títulos al cine cutre. Los Almada sisters, cualquiera de ellos vale por 14 Chack Norrises. Siempre la han tenido grande (la pistolica digo) y aquí ya lo de tenerla grande se convierte en su magnum opus.

Tenemos un cutrefilm muy marchoso que nos cuenta como un Cartel que trafica con drogas y roba caramelos a niños, organiza un intercambio con una Organización Comunista cuyo jefe tiene toda la pinta de Fidel Castro con 50 años menos. La cosa es que los malos se lian a dar matarile a polis, y los polis hartos llaman a los Almada sisters para cobrarse la venganza. Después de matar a unos cuantos esbirros malosos de tercera, los Almada se dan cuenta de que los finados no hablan, así que se deciden a investigar un poquito para dar con los capos malosos, luego ya seguirán dando matarile a gusto.

Nuestros héores mostachudos nos descubrirán además ciertas insospechadas posibilidades de entretenimiento con el normalmente apacible y aburridín deporte del golf.

Ambos con ella en mano y bien enhiesta, como debe ser.

Y ya va un magno cutreflim pa las emulas: 357 Magnum - Cutrefilms 586.

Santo contra el Cerebro Diabólico.

Seguimos con un retorno a otra versión mejorada de previo cutrefilm de Santo (nuestro héroe lo merece).

Y vamos con otra sinopsis reciclada:

Santo y 2 amigotes policias se dedican a luchar contra un bandido y maloso al que le van las hembras mas que un caramelo a un tonto. Este mismo bandolero ha sojuzgado un pueblito al oeste del rio Pecos. Con esa premisa tenemos una de vaqueros donde no faltarán las peleas en el Saloon, algun chino pérfido, los rijostios a tutiplén para los malvados y un final de los que le encantan a la ministra Bibiana (ejem).

Y la película, aunque carece de monstruos y de científico locuelo, tiene mucha acción y marcha, y además grandes encuadres de las nalgas de Ana Bertha Lepe. Muy entretenida.

"Perdóname, pégame si quieres...", dice ella. Y el hace caso.

Enlazando ya a un cutrefilm del beatificado oeste: Santo contra el Cerebro Diabólico (mejorada) - Cutrefilms 191.

Y de postre una película nueva de lucha en el blog, directamente de su dvd bastante pobretón aqui viene:

Misterio en las Bermudas (Santo, Blue Demon y Mil Máscaras en).

Película crepuscular que reune por última vez al gran dúo de Santo y Blue Demon, acompañados por Mil Máscaras en una historia que intenta poner al día el género de la fantasía de luchadores enmascarados, pero que en realidad pone un punto final a su época dorada. En esta cinta se mezcla el género de espionaje y el cine fantástico, y curiosamente acaba mal... o bueno eso parece, porque mientras corra metraje los malosos se van a llevar las somantas de palos de rigor. No llega a la altura de las clásicas pero entretiene con dignidad, con unos luchadores que ya eran abueletes por esa época.

Aquí los gorrazos los reparte Blue Demon.

1 comentario:

Anónimo dijo...

e-psy

Los protagonistas de Magnum 357 parecen familia de "The Observer"