viernes, 8 de febrero de 2013

Continuando con Mr. Castle y sus zutos.

Lo dicho, seguimos con el dicharachero William Castle. 

Con su imprescindible puro en ristre.

13 Ghosts.

Trece fantasmitas tenemos, en esta curiosa historia de una herencia familiar que consiste en una mansión que contiene una entretenida colección de fantasmas surtidos. Si entrabas en el cine te daban un visor con dos colores, uno hacia que se viera a los fantasmutis mas nítidamente y el otro (para los incrédulos o miedicas) hacía que no se pudieran ver. Otra de las castle-paridas que hacian furor en su época.

Si se contempla con cariño, pues puede ser hasta entrañable, pero es recontra barata y mas pasada de moda que las fajas de hierro forjado. Ahora, puede servir como introducción para jóvenes infantes en los secretos del cine cutre.

Lo mas terrorífico: Ver como sufre la familia de un niño tan pedorro.

Para vuecencias emuleados docena y cacho de fantasmoides en: 13 Ghosts (1960) - audio esp. eng. - Cutrefilms 843.mkv

Homicidal.

Y ahora vamos con el cuasicopiado de el amigo Castle de la grandísima "Psicosis" de Hitchcock. La cosa no es tan descarada pero el espíritu del gran Alfredín pulula por todas las esquinas. Nos van a contar la historia de una locuela que se registra en un hotel y a base de billetazos convence al botones para que se case con ella a las tantas de la madrugada. Al ir la pareja donde el Juez de Paz, la chica cose con un cuchillo de cocina al coleguita de Garzón, y empiezan el suspense, los mosqueos y los sobresaltos.

Es una peli con un argumento bastante sólido, con sorpresitas y sorpresotas, bastante bien actuada y que tenía otro rollete adjunto, a aquel que no aguantara la tensión y quisiera dejar el cine se le devolvía la pasta, pero debía permanecer en la "esquina de los cobardicas" hasta el final de la proyección. Me imagino que no se apuntaría casi nadie.

La tierna pareja, la rubiales turuta y la vieja.

Una peli para morirse de gusto, ya emulizada en fermoso ripeo: Homicidal - dual esp. eng. - Cutrefilms 844.mkv

Strait jacket.

La Sra Harbin un día vuelve de viaje a casa y observa a su maridito querido dormido en brazos de una gandula cualesquiera. Le asalta un paparrús mental y se tropieza con un hacha, ya puestos hace albondiguillas de su amado cónyuge y la pelanduska que yace a su lado. Por ello pasará veinte añitos, veinte, en el manicomio local.

Un día ya recuperada vuelve al pueblo y empiezan a aparecer cadáveres descabezados a hachesca manera. Esto es muy sospechoso. ¿Quién será el maniaco decapitador? Por cierto, a pesar de ciertos diálogos de besugos y algún que otro efecto cutre baratón, Joan Crawford está que se sale.

La Sra. Harbin preparando albondiguillas.

Y ya emulizada una divertida peli por la que podrías perder la cabeza: Strait jacket - audio esp. eng. + subs - Cutrefilms 845.mkv


The tingler.

Otra peli de Guillermo Castillo, esta vez el ilustre cacharrito inventado para el espectáculo era un zumbador que se situaba en el asiento del cine bajo las nalgas de los escpectadores. El paratito, llamado Percepto, se sincronizaba con ciertas partes de la peli y mandaba zumbidos al atónito espectador al que se le animaba a berrear en esos casos.

La historia nos cuenta que un médico que realiza autopsias en un penal (un siempre disfrutable Vincent Price) tiene una teoría sobre una criatura parasitaria que habita en humanos y se alimenta de su terror. Luego ya se sabe, una historia con mas agujeros en el guión que un colador, sustos por aquí y por allá, diálogos edwoodinos para besugos y diversión asegurada.

El parásito amenazando entrar por algún orificio corporal del dormilón Dr. Price.

Un precioso ripeo en con dos doblajes en español mas el original en inglés, ya emulizado en: The Tingler - audio esp. lat. eng. - Cutrefilms 846.mkv

 The old dark house.

Vamos con una de las primeras pelis de terror de Sir William. Pero en esta ocasión vamos a pasar la velada en la campiña inglesa, con una divertida y espeluznante familia, los Femm. Lo curioso es que es una colección de chalados que no pueden abandonar la casa o perderán una sabrosa herencia, aunque hay alguien que se dedica a hacerles estirar la pata uno a uno.
 
Tiene toda la coña marinera de las obras del Sr. Castle mas la bonita ambientación que caracterizaba las producciones de la Hammer. Un retozón cóctel cinematográfico.

 Los Femm dando la bienvenida a las visitas.


Shanks.

Y para acabar este ciclo de William Castle (habrá un añadido dentro de unas fechas) vamos con Shanks, una pesadillesca comedia. El canto del cisne del Sr. Castle con el genial mimo Marcel Marceau y un humor de lo mas macabrillo.

No es que sea una obra de arte, pero es entretenida, y la saco porque creo que mejoro la calidad de otras versiones que pululaban por ahí, con el curro de repasar los subtítulos y dejarla como los chorritos del oro.

Con necrofilia cuasi pederasta y todo.

Hala a macabrear en emule ya: Shanks (1974) - vose - Cutrefilms 848.mkv

4 comentarios:

Lady Gwynplaine dijo...

Por cierto, que la de The Old Dark House es un remake de una peli de la Universal de los años treinta, nada menos que del mísmisimo James Whale, el director de Frankenstein. Ni que decir que le da cien vueltas a esta. La cosa tendría gracia de no ser porque, para que la original n o le quitara público al remake, la retiraron de la circulación y estuvo medio perdida durante años.

Lady Gwynplaine dijo...

Por cierto, me encanta tu blog. ¡Lo que me puedo reir con tus entradas!

Yulifero dijo...

Mentiría si dijera que he visto la original de James Whale, pero conociendo sus Frankensteines y su Hombre invisible, seguro que es majetona.

Y si te ries pues mas mejor para mi:) Evidentemente, este blog se basa en las risas, que qiere provocar por ahi.

Dwight Fry dijo...

La de James Whale y esta se parecen únicamente en el título, de hecho yo no creo que la segunda sea un remake de la primera sino que simplemente comparten un mismo concepto de partida (caserón siniestro), un enfoque de comedia en un ambiente de horror, y un título que por ser eso mismo es tan común que es un cliché. De trama, nada de nada. Ambas merecen la pena, creo yo.