jueves, 8 de octubre de 2009

La goyocompetencia y la moderación recaudatoria.

Una entrada algo varopinta:

Primero, cosas que se ven por ahí de Goyo.



¿La quinta sinfonia va a hacer caca mañana?


Vamos a darle frío por un tubo.


¿Redonda?

Castigando a las sillas.


Tía tienes ese pie gordo.

Este si, este no, este me lo multo yo.

Caminaba yo ayer por las avenidas y calles de Bilbao y me sorprendió un Mini que aparcado y con su ticket de OTA (para los que no conozcan, ticket de aparcamiento) bien a la vista, tenía además una "receta" (multa) en el limpia parabrisas. Me paré a mirarlo, la hora estaba bien, el día también, pero en la matricula había bailado un 7... El dueño del coche se lió y puso por ejemplo matricula: AAA 8788 en vez de la real que era (otro ejemplo) AAA 8878.

Me picó la curiosidad y amablemente le pregunté a una agenta de la OTA que había por allí la razón de la multa, y me dijo que poner la matricula incorrecta correspondía una multa de 100 euros. Coño, me dije, para esto no hay crisis.

Anteayer a una señora que conozco de 85 años, que había pasado de ser conyuga de pensionista, a viuda de pensionista, le tocó una multa de la Excelsa Diputación de Vizcaya, por no haber hecho la declaración de la Renta, que le correspondía hacer por primera vez en su vida. La había hecho, pero a destiempo por desconocimiento. En vista de los atenuantes, la multa era solo de 2.400 euros.

Y ya la guinda hace unos meses, un amigo que tiene un perro, y lo saco a pasear, pues el chucho va y le caga en una zona de cesped. El señor (que vive en un primer piso) se da cuenta que no lleva con que recoger el mocordo canino, se va a su casa rápido y cuando salía con la bolsita se da de narices con un policía municipal que le había seguido hasta la puerta de su casa, El agente urbano le endilga una receta. No caben explicaciones, oiga que volvía a recogerla, vea usted la bolsa en la mano, bla bla... No me lo podía creer hasta que lo vi con mis propios ojos, 750 euros por contravenir las ordenanzas de salubridad e higiene.

La última, además de los mil badenes, rotondas, obras cortando calles, y las mil multas que ponen en día de partido del Athletic (además del código y ordenanzas, todo buen conductor tiene que conocer el calendario de la liga profesional), son los coches con cámara periscopio. Todo aquel aparcado en doble fila, foto y multa... Oiga que me desmayaba..., que a la suegra le ha dado el flato... que he visto como un abuelo metía mano a una niña de 10 años... excusas... Foto y multa de 200 euros automática.

Para luego ver a los coches de la municipal, gruas y demás aparcados donde se les pone en la breva. Y es que de esto se ocupan los políticos, ¿como va a extrañarnos que la quinta sinfonía se haga caca? Eso si, si no la recoges son 700 y pico euros de multa.

3 comentarios:

MariClick dijo...

Pa cagarse... y no recoger-la.

Eduardo dijo...

Pues hablando de traducciones, ayer vimos en casa los dos primeros capis de FlashForward, y la verdad que la propuesta de la serie está muy bien. Vamos a ver si son capaces de mantener la "tensión" en la historia tiempo suficiente como para toda una temporada, o más...

Desde mi torpe oído, se entiende peor que House, así que los subtítulos son fundamentales, y usé los de Subs-team.
Oye, útiles y muy agradecido, claro, pero no hay color con tus traducciones. a no sólo por las gracietas o las traducciones libres adaptadas a nuesta idiosincracia patria, sino porque dominan las traducciones literales de expresiones sajonas, tiempos, personas y preposiciones que más que "neutras" en tanto que "hispanoamericano-global", resultan incluso difíciles de entender a veces...
Tranquilo, que no te voy a pedir que te meteas ahora también con FlashForward, pero gracias por el buen trabajo que ya haces con House, y sí te (os) aconsejo (a todos) que echéis un vistazo a esta serie nueva.

Un saludo desde los madriles.

victor dijo...

Ay Yuli, cuanta razón, y de que poco sirve tenerla...

A más de uno con Campos y Costas les van a poner alguna multa de 200€ por aquí en Valencia, pero creo que no tienen mucha idea de pagar nada... al final no paga el que puede, sino el que tiene miedo, o únicamente algo de decencia.