martes, 25 de agosto de 2009

Los lapsus periodísticos.


Mas bien llamados gazapos en el lenguaje popular suelen ser una fuente inagotable de risas si se recopilan debidamente. Yo no soy un especialista pero de vez en cuando cazo alguno. Me impresionó uno que pillé en el diario "El Correo" hará mes y medio, en el se hacía un comentario debajo de las noticias que siguieron al derrocamiento o destitución del presidente de Honduras y la congelación de las transferencias de divisas y la ayuda humanitaria a ese país.

El comentarista de El Correo dibujaba un panorama negro para las clases populares de Honduras por la cancelación de la ayuda humanitaria, mientras en mesa de los próceres no faltaría pan y jamón. Y remataba todo ello agravadísimo ya que al ser en la zona sur del globo invierno, faltarían las muy necesitadas ropas y mantas que se suministran a los indigentes y pobretones hondureños para subsistir el crudo invierno que se avecinaría en agosto... Ejem, pero esto no es un lapsus, esto es que el comentarista estudió geografía con el culo.

Y hablando del culo, en el suplemento dominical del mismo diario, (ejemplar viejito) hoy releía un artículo sobre la crisis en Islandia, que se ha debido llevar al carajo los ahorros de todo el país. Al parecer la burbuja financiera fue incluso mayor que la de Marbiella de Jesús Gil y tal y tal.

Describe el artículo literalmente: "La cosa funcionaba más o menos así: los inversores extranjeros metían dinero en los bancos islandeses. Éstos crecieron y ya no se conformaban con su clientela en la isla. Al fin y al cabo, los islandeses son poquitos, da la impresión de que todos se conocen, por lo menos de vista, e incluso están emparentados en distintos grados. Los bancos buscaron nuevos horizontes, azuzados por ese gen explorador. Y se lanzaron a la conquista del Reino Unido, Suecia, Finlandia, Noruega, Holanda…

Y nunca tenían bastante. Pedían créditos en el extranjero beneficiándose de los bajos tipos de interés. A su vez prestaban esos fondos y aplicaban los tipos de interés islandeses (más altos, recordemos). Y que rule. Entró pasta gansa en la isla a raudales. Mientras no parase la rueda de endeudamiento e inversión,
todo iría viento en pompa. Pero la rueda se pinchó con la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos."

O el articulista usa unas metáforas muy extrañas, o bien es que sabe poco de vientos y navegación, a mi me ha subyugado la imagen de toda la marinería de un bergantín colonial con las nalgas al sol, mientras las velas ondean a todo trapo y soplando a base de cuescos para navegar viento en pompa a toda vela.


3 comentarios:

susana dijo...

Jajajaja...viento en pompa !!!! Mirando a Cuenca, no? ;)

Has estado "sembrao"....mas, mas..quiero massss....

Ahhh, y felices fiestas de tu "botxito"..que las disfrutes :)

MariClick dijo...

Eres bueno, chavalote. Muy bueno.

Atento a la nueva temporada de Jaus. No me falles.

Besos.

Yulifero Marmol dijo...

Gracias Susa y Mari, Susilla, saldrán mas si alguno me sulibeya como este, ya sabes que aquí todo es anárquico, como viene va...

Y Mari, espero poder siempre que no interfiera con otras obligaciones y no se, caerá según venga.