lunes, 19 de enero de 2015

La casta Susana contra los espichaos malosos.

Holy virgin vs. the evil dead.

Dice el argumento que: Un extraño monstruo está sembrando el terror desmembrando jóvenes. Sus ansias de placer y sed de sangre han dejado un reguero de víctimas que ni la propia policía es capaz de detener. Solo las artes marciales de Donnie Yen pueden hacer frente a la terrorífica posesión infernal del culto camboyano de la terrible diosa madre (bigotuda). 

Tenemos hoy uno de esos desparrames asiáticos que mezclan terror, kung fu, bang fu y teta fu. Uno cree que primero le pusieron título a la cosa, así en plan espectacular y luego parieron un argumento para justificar (mas o menos vaya) el título, 

La cosa empieza con un desmadre asesino para luego perderse en un rollo detectivesco que nos hara roncar deliciosamente, pero gracias a Dios viene una traca final con enfrentemiento karateco - teológico que hará las delicias de todo buen cutréfago. 

Una película de lo mas piojosona, digna del blog, eso si con un título extraordinario. Y parte de su encanto es que no hay ni muertos vivientes ni vírgenes sagradas por ninguna parte, combinadas con esos efectos cutrongos pintados directamente sobre el celuloide como rayos, ojos brillantosos y otros efectos lumínicos, la sincronización patatera del sonido, ese montaje espasmódico y demas virtudes teologales que caracterizan las producciones asiáticas de bajo presupuesto.


De malo, un Freddy Mercury chinorris.

Diversos efectos terroríficos a la oriental.

 Y mucha golpisa karateko - mágica.

Y os la traigo en doble versión, una subtitulada en castellano y la otra en inglés. ¿Que tiene la versión subtitulada en inglés ademas de peor calidad? Pues nalgas a tutiplen, lo que ya justifica sobradamente su publicación aquí.

 Detalle de la versión nalgaria.

Están emulizadas en:


No hay comentarios: