lunes, 1 de diciembre de 2014

Invitando a la peña a un par de Duffs.


Estas van por cuenta de la casa, las que siguen también:

Material girls.

Un auténtico bombazo petardazo tanto en el sentido taquillero como en el peliculístico. Pero aun así había que traer algo mas ligerito, esto es como la lechuga del cine cutre, insulsa, insípida, sin actores, sin guión, sin historia... No engorda ni aún viéndola 2.500 veces. Se llevó en su época un rosario de críticas bastante ácidas, una recaudación en taquilla que no debió de dar ni para los zapatos de las actrices (por llamarlas de alguna manera), y dos Razzies de propina.

Si quiere ver a dos niñas pijudas hacer el gamba durante hora y pico, metidas en una historia que no se la cree ni un niño de teta y gozar de uno de los finales mas ridículos de la historia del cine (hacen que las deducciones de Scooby Doo parezcan hechas por Sherlock Holmes) esta es la suya.

Bueno la cosa va de dos hijas de su papá, el pobre ya fallecido, que tienen heredada una empresa de cosméticos,  y por cosas de la vida se van a la ruina mas ruinosa. Las chicas tendrán hasta que buscarse un empleo e ir en bus, preparad los moqueros chicos.

Ved como sufre la beya, con la vida plebeya.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Madre de Dios!!!

Después de tantas peliculas así yo necesitaria terapia (intensa además)

Ritxard