jueves, 13 de mayo de 2010

Un artículo Pitufil hipotecario.

Mi amiguete Dani pidiome una colaboración para su blog pitufero (véase en la lista lateral de blogs destacados) y ayer me puse a ello y escribí el siguiente tufarrazo, y como a los asiduos a mi propio blog también os quiero hacer sufrir con su lectura, tráigolo y preséntolo:


En momentos de crisis el estar a dos velas se hace generalizado. Y como dice el nombre de este ilustre blog, los pitufos se las ven jodidas para pagar la hipoteca, y los demás también. Si uno es político la cosa es mas sencilla, se sube el IVA y se sube uno asimismo el sueldo, pero el resto de la tropa cuartelera o ciudadana lo tiene peor.

Lo de las horas extras en plena regulación de empleos ya no sirve, el sablazo a los padres o a los suegros menos, se te acaban de mudar Torrevieja, aprovechando que con la crisis del ladrillo el adosado en ese soleado lugar solo cuesta 200.000 euritos de vellón, al grito de que ahora trabaje Rita y de que a los nietos los zurza Ramón.

Uno se dirige al Banco, y nainas, verá caballero, con eso de la crisis griega toda la tela va para allá en forma de suscripción de bonos griegos al 8%. Usted comprenderá que los depósitos a plazo con un interés del 3% los tenemos que pagar de alguna manera.

El desespero es apabullante, y eso de realquilar una habitación a un tercero para sacar pasta ya no me convence después de esos seis meses con 3 muysulmanes en aquella habitación que hacían barbacoa de cabrito en el pasillo. De los 2.400 € cobrados de alquiler, 2.300 se fueron en químicos desincrustadores de grasa para el techo y el resto en mascarillas para poder respirar.

Pero estos no son tiempos de oscurantismo, la cultura se cuela por todas partes. No hay casi nadie que no haya visto los sucesos apasionantes que acontecen en la época de celo del babuino tricorne en las selvas de Kenia por la 2 o que no sepa como descerrajar un casino en Las Vegas gracias a Mr. Clooney. Los babuinos no sirven de na, pero lo del Clooney me da una idea, yo he visto ciento cien mil pelis con el atraco perfecto, esto puede ser provechoso.

Esto o algo parecido debió pasar por la cabeza de un infeliz ciudadano cuya historia paso a narrar:

El ciudadano andaba tieso, y como única solución se dedide a asaltar un establecimiento mercantil, lo mas lucrativo posible está claro. Después de una rápida inspección ocular por el barrio se decide a atracar una tienda de chino. Es verdad que los precios son ridículos, pero se llenan de marujas y como es sabido que los chinos que atienden ni comen ni cobran sueldo, tienen que tener un pastón en caja.

Nuestro ciudadano, que es de Bilbao, decide además de llevar la mano en el bolsillo con el dedo índice estirado, que ya impresiona de por si, redactar un papelito que le acredite como miembro de ETA, que eso si que acojona y mucho. Con boli y papel en una cafetería de la zona escribe: "Somos miembros e ETA como digas o agas algun movinieto directamente vas a recivir un tiro en la cabeza. Gorka ETA M.". Con el material atracativo a punto, se dirigió al almacén o hiper chino escogido y encarando al cajero (que era chino evidentemente) puso cara de Poker. Con el dedo índice bien enhiesto en el bolsillo de la chamarra le hizo entrega del papelito (evidentemente con la otra mano, el atracador es un chico astuto).

Nuestro chino, como buen chino es un tipo listo, y por llevar unos años en Bilbao conoce como 32 Iñakis y una pareja de Gorkas, pero lo que no entiende es eso de acer movinietos, ¿será como acer movihijos pero con la suegra o es que este jovencito quiere ponerle mirando a Santader? Pero este antiguo lacayo de Mao es hombre de recursos, al llevar años al frente del negocio ha hecho amistad con los comerciantes de alrededor, va y agarra la nota y como no entiende un pijo se dirige a preguntar al ciudadano marroquí que regenta el comercio de al lado seguido de cerca por el muy confundido atracador que no puede articular palabra de la sorpresa y no hace mas que ejecutar diversos aspavientos desaprobatorios (con la mano libre de nuevo, asemejándose a Cervantes en dia de encabronamiento).

Ya todos acomodados en el comercio vecino, gafas de lectura en ristre, marroquí y chino ya por fin se enteran que ni es una nota de amor sodomita ni un pedidos de alcayatas de giro inverso, aquello es un atraco, y quédanse ojopláticos y patidifusos. Gorka (por poner un nombre al lumbreras delictuoso) aburrido se decide por intentar llevarse la caja registradora a las bravas mientras que los atracados agarran sendos chorizos de ciervo (propios de dieta musulmana) y le arrean estacazos.

En breve la policía comparece y detiene al delincuente, que casualidades de la vida ya había sido detenido ese mismo día por intentar atracar un centro comercial con la pistola de una playstation en mano, y do también recibió otra ración de palos ejecutada igualmente con chorizos (estos de gorrino ibérico). Todo acaba con nuestro esforzado malhechor camino de nuevo a la comisarida.

Nihil novo sub solem, pero estimado atracador, si decides seguir un guión de Woody Allen para cometer un robo en vez del perfecto manual para atracos marca ACME, olvida eso de la nota (sobre todo si tu ortografía no es pristina) y recuerda ir armado de una pistola tallada de una jaboneta de marca Chimbo bien teñida con betún negro. Pero por Dios no lo hagas si está lloviendo o podrías acabar como París Jiltong.

1 comentario:

Pegasus dijo...

Gracias de nuevo por la colaboración.

Y si, me reí. :-D